Saltar al contenido

Terapia de exposición para combatir la ansiedad social

marzo 6, 2019

Los afectados de fobia social suelen sentir mucha ansiedad al estar con otras personas lo que les provoca preocupación durante días o incluso semanas antes de acudir a un evento en público, dificultades a la hora de hablar, temblores, sudores e incluso malestar estomacal y náuseas.

Generalmente, toda reacción de ansiedad conlleva una reacción física (aumenta la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria o la tensión muscular, entre otras), unas respuestas cognitivas (inseguridad, temor, aprensión, malestar psicológico, pensamientos negativos sobre uno mismo y su actuación o sobre lo que los otros puedan pensar de mí, dificultad para tomar decisiones, etcétera) y unas respuestas motoras (comer en exceso o ganas de fumar, necesidad de beber alcohol, tartamudeo o movimientos repetitivos).

Para establecer un correcto tratamiento de la fobia social es necesario determinar los síntomas con ayuda de un buen médico. Habitualmente, el afectado no suele asumir su problema ni consultarlo con un profesional. Por esta razón, la evolución normal es que el trastorno se vuelva crónico. En estos casos, existe el riesgo añadido de que el paciente desarrolle depresión, abuse de sustancias como las bebidas alcohólicas o las drogas y se aísle socialmente.

La terapia cognitiva-conductual es muy apropiada para tratar la ansiedad social. Esta técnica muestra a la persona diversas formas de comportarse, pensar y reaccionar ante distintas situaciones con el objetivo de ayudarla a sentirse menos ansiosa. Por su parte, la terapia de exposición también puede auxiliar a combatir esta fobia. Así, el paciente se aventura a situaciones temidas (al comienzo solamente con la imaginación y más adelante, a medida que se consiguen éxitos y se va ganando seguridad, en la vida real). La finalidad es permanecer en dicha situación tanto tiempo como sea necesario hasta que el miedo disminuya. Es importante que el afectado sea consciente de que no existe ningún motivo para que se presenten los síntomas.

Evitar este tipo de trastornos así como los síntomas asociados es muy complicado pero pueden ayudar a ello las medidas que mejoren la autoestima. Además, el entrenamiento en destrezas sociales puede ser de gran utilidad. Variaciones en el estilo de vida igualmente pueden favorecer a prevenir o superar la fobia social, por ejemplo, un horario programado de las comidas, el ejercicio físico regular, evitar el consumo de cafeína y dormir bien.

Anuncios

From → Fobia Social

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: